jueves, octubre 01, 2020

Microrrelato ilustrado: Macho alfa

Otro año que participo en el Certamen de Microrrelatos Ilustrados que organiza la Universidad de Jaén, y nada, que no doy con la tecla de lo que gusta. Este año, el concurso se ha visto afectado además por la pandemia (como casi todo en el mundo, qué le vamos a hacer si está la cosa como está), y se ha retrasado el fallo. Ni siquiera he pasado el corte de la primera preselección. En fin, lo importante es participar, ¿verdad? Otra vez será.

Lo dejo por aquí, a ver si gusta.

Macho alfa 

Siempre te creíste el mejor de los de tu clase. No en vano, tenías sobradas razones para creerlo. Eras el más popular, el que más destacaba en el grupo. No es extraño que todos te respetaran y que todas te admiraran. Yo, por supuesto, no podía ser menos. Tampoco me eras indiferente. En el momento en que se cruzaron nuestras miradas, la atracción resultante fue mutua. Pero, ¿eras tú quien podía vanagloriarse de su última conquista, o fui realmente yo quien te eligió a ti? 

¿Acaso importaba, mientras acabáramos juntos? Tú me necesitabas como trofeo, como una ostentación triunfal de tu talento, de tu posición dominante. Yo, por el contrario, te necesitaba para un propósito mucho más elevado. Había de ser tu semilla la que hiciera perdurar y mejorar mi progenie. Más fuerte, más rápida, más mortal. 

No llores. No te lamentes. Ahora, al final de todo, es cuando lo comprendes. Eres el mejor, por eso te necesito. Eres el elegido, tu legado perdurará en nuestra descendencia. Eres mi macho alfa.



domingo, mayo 31, 2020

Leña al mono

Anoche me enteré de refilón de que me habían copiado un dibujo. A ver, no es novedad, a todo el mundo le ha pasado que ha visto un dibujo chulo, gracioso, o lo que sea, y lo ha usado para perfeccionar su técnica, o para hacer el logo de la charcutería de su tío el del pueblo.

Incluso estamos acostumbrados a que en el Internet "todo vale", que si encuentras una imagen por Google es porque es gratis, y eso te da todo el derecho del mundo a usarla como buenamente te plazca. También me ha pasado que alguien me ha escrito para pedirme si podía usar tal o cual dibujo mío que se había encontrado por ahí, o incluso sin pedirlo siquiera. Luego te lo encuentras y te da la risa tonta.

Pero no, ya no es sólo por el modo en que se ha hecho, o por cómo me he enterado vía terceros. Es que la historia en sí del dibujo tiene su miga. Vamos allá. El contexto.

Finales de junio de 2006. Un amiguete, muy buena gente, eso sí, me manda un SMS a las tantas de la madrugada. Los SMS, ¿os acordáis? Mi amigo es muy buena gente, como digo, y como él ya sabe quién es, y se dice el pecado pero no el pecador, dejémoslo ahí. Un agravante es que a la mañana siguiente mi señora tenía un examen de oposiciones y nos hizo la misma gracia el sonidito de alerta del mensaje y el rato que nos costó volver a dormirnos, para luego tener que levantarnos temprano. Mi amiguete me confesó que volvía "entonado" de una noche de botellón y que no sabe ni cómo acertó a enviarme el mensaje. Lo cual explicaría también que no se entendiera muy bien lo que decía.

Traduciendo (y porque tuve que llamarle para que me lo interpretara): quería un dibujo de un mono leyendo para el logo del pub de otro amigo (suyo, no mío), el ya desaparecido "Monosabio" (o "Mono Sabio", ya ni me acuerdo) en Úbeda. Ni siquiera me gustaba el sitio (por unas y otras razones que ya no mencionaré, para no alargar esto más de por sí), pero como mi amiguete es muy buena gente (¿lo he dicho ya?), pues al final le hice el dibujo. Éste de aquí.


Tampoco es que me sienta orgulloso del dibujo. Vale, que fue un encargo, compromiso, o lo que sea, que siempre se le pone algo de ilusión. Pero es que ni las proporciones están bien. A veces, el resultado final difiere mucho de cómo lo ves inicialmente en tu cabeza.

No supe hasta mucho después qué había sido del dibujo, porque ni obtuve respuesta ni retribución (PRIMER ERROR, eh, o a lo mejor otro más de muchos). Creo que hicieron un grafiti o algo a la entrada, no estoy seguro. Tengo un vago recuerdo porque, como digo, no era mucho de frecuentar pubs, y mucho menos eso. Pero de mi vida nocturna hablamos otro día.

Lo que sí que hicieron fue camisetas. Porque, cuando tiempo después hablé con mi amiguete el de la idea y le pregunté por el dibujo, me lo dijo. Y porque, colines, qué menos que me regalaran una camiseta con MI dibujo. Por las molestias. No pedí unas consumiciones gratis (que hubiera sido lo suyo, aunque fuera para compartir), no, pedí "al menos" una camiseta (estaréis tomando nota para luego decirme que me lo tengo merecido, ¿verdad?). Una camiseta que ni siquiera me dieron de mi talla y cuya tela era tan mala y tan fina que no servía ni para sacar trapos. No sé qué hice con ella, se la regalaría a algún familiar. O yo qué sé.

Y ahí quedó lo del dibujo. Tiempo después, actualizaría mi blog de dibujos y por ahí anda, aunque bastante escondido la verdad. Que te lo tienes que encontrar de chiripa, vaya. Me costó trabajo hacerlo hasta a mí, cuando lo quise buscar ayer, con eso os lo digo todo.

Porque llegamos al día de ayer. Un "misterioso" (de nuevo, diremos el pecado pero no el pecador) mensaje de WhatsApp ("Oye, ¿este dibujo no lo hiciste tú?") al que acompañaba esta imagen.


"Special Extended Anniversary Edition", que diría George Lucas. A mí estas cosas, como no las macero mucho de primeras, me dan la risa. Luego piensas que qué guay, que ya eres famoso, que te copian los dibujos como a los más reconocidos artistas. Qué caray, si hasta en casa de mis padres tenemos una reproducción de "Las Meninas" de Velázquez. Y recuerdo haber "trolleado" a algún amigo de juventud asegurándole que era el auténtico. Pero la cosa sigue, le das vueltas, y después, pues te da coraje (un saludo al Twitter).

Al parecer, el afortunado poseedor del "original" (nótese el uso intencionado de comillas) se vanagloriaba del asombroso parecido que tenía la ilustración, que le había hecho una amiga, con el dibujo que, según parece, adornaba la pared de su antiguo local. Vaya desde aquí un saludo a la amiga en cuestión. Hola, amiga.


Cuando quien destapó la caja de los truenos le recriminó al susodicho el flagrante plagio, éste se defendió. Literalmente: "No es un plagio. Es un dibujo a mano alzada que me hizo una chica a partir de una foto del dibujo de la entrada del pub". Bien, igual no merece la pena acudir a Arturo Pérez-Reverte para que nos refresque qué se entiende por "plagio" en la DRAE, yo creo que quien más quien menos tiene una idea de qué conlleva eso. O no, por lo visto.

De aquí ya podríamos extrapolar varias cosas, buenas y malas. Empezamos por las malas, ¿no? Como que, por ejemplo, el simpar dueño del pub ni siquiera debe de saber quién soy. O sea, conocerme, me consta que me conoce. Por lo menos de vista. Pero ya está. Es lo que pasa por trabajar con intermediarios. También podríamos pensar que el chaval debió de creer que, en algún momento, el dibujo apareció como por arte de magia en la pared del local. Maravillas del mundo. Ya sabemos que, también en Jaén, tenemos las Caras de Bélmez, así que, ¿por qué no en Úbeda también? Tampoco le vamos a quitar la ilusión al chiquillo, ¿verdad? Que, por lo menos hasta ayer, estaba pensando en enmarcar el dibujo y colgarlo en su salón. A ver, yo no quiero entrar tampoco en esto. Si la chica es su amiga, y le cae bien, y tiran más dos tetas que dos carretas, normal que quiera colgar "su" dibujo, y  no el mío.

A la amiga hay que reconocerle el mérito, eso sí, de haber copiado el dibujo a mano alzada, en lugar de bajárselo de Internet (como hace todo el mundo). Olé tú. La industria necesita gente como tú.

En fin, no sé qué pasará con el del dibujo, que ya me consta que le cayó ayer un rapapolvos bien sonado, o qué será de la carrera artística de la de la mano alzada. De verdad, no me importa.

Lo que sí que importa, no ya por mí, sino por gente que vas conociendo en el mundillo y que se dedican a esto del dibujo (en plan, vivir de ello, y comer, pagar el alquiler, sacarse para sus vicios, etc.), es el modo en que muchas veces se obvia al autor y sus circunstancias, se menosprecia hasta extremos inimaginables el trabajo y la historia que puede haber detrás de un "simple" dibujo. Y luego pasa lo que pasa, que están los que dicen que esto es un don, y los que dicen que cualquiera puede hacerlo, y si te gusta, y se te da bien, total, qué te cuesta. Por no hablar de la manida "visibilidad".

Seguramente la culpa es mía, por no saber valorar mi trabajo. Si, al final, siempre me lían, y me gusta que me pidan un dibujo y poder hacerlo. Si hasta ha habido veces en las que me han pagado (no necesariamente en especie) y me he sentido incluso raro por pedir dinero a cambio. Pero, por cosas así, se te acaban yendo las ganas, de verdad. Que no es que pida gran cosa, pero al menos un reconocimiento (y un agradecimiento, que también los he echado en falta alguna vez; lo dicho, soy tonto). Si no queréis ser como yo, leed.

¿Aprenderé alguna lección de esto, o seguiré haciendo dibujos por la cara, pero sólo para los amiguetes que sean muy buena gente? Se aceptan collejas.


martes, febrero 18, 2020

Con resaca del #BigCuloDay2020

¡Madre mía, qué día el de ayer!

Internet celebró a lo grande el Big Culo Day. ¿A lo grande? ¡Sí, a lo grande! ¡A lo BIG!


Todo el webverso se llenó de traseros reivindicando su lugar en el mundo. Especialmente, en Twitter, donde el evento se podía seguir (y se puede, aún se puede) a través del hashtag #BigCuloDay2020.

Termino agradeciendo a Necio Hutopo que haya recogido el guante del singular Jotacé, y nos ayude a seguir manteniendo tradiciones tan bonitas como ésta, a lo largo y ancho del mundo. Un mundo redondo, esférico, muy similar a... ¿adivináis qué?


Exacto.

Volveremos con más culetes el año que viene (a ver si me organizo y por lo menos es algo dibujado, propio, y no mangoneado de Internet). Y, mientras tanto, también podría aprovechar para darle algo más de vidilla al blog.

Veremos.

lunes, febrero 17, 2020

Bien por el #BigCuloDay2020

Ay, que se me va el día, y con la celebración tan importante que tiene hoy lugar, no me lo puedo permitir. Otra vez no.

Ya os anticipaba el otro día que, una vez más, y gracias a la Internet de todas las Cosas que nos Rodean, vuelve el Big Culo Day. El día en que se celebra que todos tenemos uno, que no tiene por qué ser bonito, pero que a todos nos gusta el nuestro (sin perjuicio de que nos puedan gustar otros también). Tantos años ya de una bonita tradición, que no debe perderse. Jamás de los jamases.

Imagen

Así que aquí estamos, un año más. Un año en el que volvemos nuestras miradas al cómic, cómo no. Porque estamos muy acostumbrados a hablar de "cinturitas de avispa", ¿verdad? Pero debajo de la cintura, viene la cadera, y si le das la vuelta, la parte de la espalda donde pierde su casto nombre. Y ahí es donde quería yo llegar.

A falta de avispa, buena es hormiga, que para eso son también himenópteros, casi de la misma familia. Y, ¿qué es lo que llama más la atención en las hormigas? Exactamente. El Culo (con perdón de la mesa).

Y eso debieron pensar estos señores autores a la hora de promocionar su cómic, que había que destacar y centrarse en lo importante. Que, a falta de calidad, buena es la "culidad". Vale, ya lo dejo.






Lo increíble es que la colección durara tan solo 4 números (no os ilusionéis, es que hubo portadas variantes).

¡Bien por el Big Culo Day! ¡No dejéis de seguirlo por las redes sociales! ¡Hasta el año que viene!

viernes, febrero 14, 2020

Tío Sam

Llega la fecha más esperada por todos en febrero. Bueno, la segunda fecha más esperada. Porque la primera es el #BigCuloDay, del que ya hablaremos dentro de nada.

Imagen

Pero antes tenemos el día de hoy, el Día de San Valentín, que ya, alguna vez que otra, hemos conmemorado por estos lares.

Una fecha que ya va siendo también reconocida por todo Internet, con sus particulares memes. Bueno, con su meme.

Image result for sam va lentin

Todos los años igual, qué aburrido, ¿no? Así que, aquí estoy yo, para traeros un nuevo meme, y que así, por lo menos, podáis alternar entre uno y otro.


Y, ya de paso, ahora tenéis a quién echar la culpa de una de tantas tonterías que nos podemos encontrar por la Red de redes.

Venga, de nada.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...