viernes, octubre 27, 2006

¡¡Estoy Vivooo!!

Pues sí, aunque parezca mentira, yo también sucumbí a la idea de crearme un blog. Pero como mi vida es tan interesante y me gusta tanto compartirla con los demás, ya veis todo el tiempo que ha transcurrido desde mi primera entrada hasta hoy. Casi que me voy a tener que volver a presentar, a este paso.

¿Y cómo es que me decido a re-inaugurar este blog? Bueeeno, podría decir que hay varias razones: que si inquietudes de la vida, que si necesidad de contar algo, que si vergüenza torera... Creo que más de esto último. De repente, todos mis amigotes se crean su blog y empiezan a vertir en él sus idas de olla. Y sí, ¿qué pasa? Me ha dado pelusa. Yo también quiero.
Je, je, pero no iba a ser tan fácil. Mientras se me ocurre algo qué contar de verdad, ¿de qué puedo hablar en esta entrada para no tener que hablar de mí mismo? Pues de mis amigotes. Y de los enlaces que he empezado a colocar a la derecha. Nos ponemos algo de música (mi recomendación de hoy: "Under Fire" de Jerry Goldsmith), y vamos allá.
Para empezar, tenemos al Cabo Hudson y su Almacen de la Sulaco, donde el pobre hace lo que puede para superar su reciente lobotomía frontal. No se lo tengais muy en cuenta, en el fondo es un pedazo de pan.
Justo debajo está JeQu y su Laberinto del Quero, donde nos instruirá sobre las Grandes Verdades de la Vida, entre otras cosas. Y, por lo que a mí respecta, pienso tenerle muy en cuenta. Ya se sabe: "Cuando las barbas de tu vecino veas cortar..." Por cierto, que el título del blog no tiene nada que ver con una película de reciente estreno. En serio, señor Del Toro, quédese usted tranquilo.
Mi gran amigo Pelopi es en gran parte responsable de toda esta fiebre blogueril que nos invade, al menos en lo que a mi círculo de amigos más cercanos se refiere. Y con El Novio Tibetano inaugura una nueva forma de hacer la puñeta a esas pobres mentes enfermas que anteponen sus propios logros personales a los deseos de su prometida (es broma, Novio, ¡tío, aprovecha, tú que puedes! A ver, ¿de quién son estos pantalones? Digooo... ¿quién lleva los pantalones en casa? Y no me refiero a quién los lleva a la lavandería... Bueno, vale, lo dejo).
Y es que El Novio no ha tardado mucho en darle la réplica al Pelopi con From Tibet with Love. Así me gusta, con dos cojones.
Pero no os vayais a llevar una mala imagen del Pelopi a tenor de lo dicho anteriormente. En Los Libros del Pelopi veréis su lado más salvaje. No, espera, ¿no era al revés? Ya me estáis liando...
A continuación, os recomiendo algunos blogs de visita (casi) obligada (yo por lo menos intento pasar por ellos una vez al día, no hay mejor forma de empezar la mañana). Mientras voy haciendo memoria y voy ampliando la lista, ahí van unos pocos imprescindibles:
  • ADLO! Novelti Librari. ADLO! (Asociación en Defensa de Liefeld y Otros) nace como una desorganización en la que todo o casi todo vale. Una visión muy desenfadada del mundo del cómic y periferia.
  • El Blog de Jotacé. Otra visita obligada, todos los días (salvo fiestas de guardar) por la mañana. Jotacé es ese visionario que supo ver más allá de lo explícito en esas pequeñas ventanas a la verdad oculta que son las viñetas de un cómic. Descontextualización al poder.
  • El Chiste de Mel. Actualizado diariamente, recoge las tiras de prensa, publicadas en El Diario de Cádiz, de este estupendo dibujante. Ojalá fuera posible tomarse la vida con tan buen humor como nos la presenta Mel.
  • Irreverendos está constituido por un grupo de gente de lo más díscolo, entre los cuales destacaría a JAB (¡Hola, tío, para cuándo el segundo volumen de El Niño Gilipollas...!). ¿No sabéis lo que es la malafollá granaína? Pues a esta web le sobra a espuertas.
  • Y por último, pero no por ello menos importante, un blog serio (al menos, tan serio como puede serlo, y más después de haber visto los anteriores, ¿no creeis?) sobre el mundo del cómic, Un Tebeo con otro Nombre. Bastante recomendable (¿Que por qué? Pues porque casi siempre estoy de acuerdo con el autor. ¿No es eso razón suficiente? Pues ea).
Bueno, pues como segunda entrada ya va bien servida, ¿no? Tampoco es plan de pillar una indigestión blogueril después de tanto tiempo de silencio, digo yo. Va, prometido. En próximas entregas, trataré de ser más extrovertido y entretenido.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...