sábado, noviembre 11, 2006

DEP: Jack Palance (1919-2006)

Vaya semanita... Si el pasado 8 de noviembre conocíamos la triste noticia del fallecimiento del gran Basil Poledouris, hoy nos toca de nuevo despedir a un actor de la talla de Jack Palance.

Su particular físico hizo que lo encasillaran en papeles de villano (sobre todo en westerns), destacando especialmente su primer papel importante como antagonista en "Raíces Profundas" (George Stevens, 1953). Los frikis lo recordamos además en "Batman" (Tim Burton, 1989) como Carl Grissom, el jefe de Jack Napier, a quien éste da boleto en una dantesca escena, tras volver de la muerte como el Joker.

Cuando no fue el malo de la función, tuvo que conformarse con papeles de persona gruñona o de la que desconfiar, como el de Curly Washburn en la divertida "Cowboys de Ciudad" (Ron Underwood, 1991).

Su rasgos tan peculiares le hicieron destacar también en el mundo del cómic. Morris le caricaturizaría para enfrentarlo a Lucky Luke (a ver si consigo encontrar una imagen para demostrarlo), y Gene Colan le usaría como modelo para encarnar al personaje de Drácula en los cómics de Marvel.

Eso sí, como aficionado a la música de cine, no puedo evitar sentir cierta amargura al pensar en que, sin ánimo de desmerecer a tan insigne profesional del mundo del celuloide, siempre se acuerden más en los medios de comunicación de los actores. Sí, de acuerdo, los actores siempre serán más la "cara" de las películas, mientras que del resto del equipo técnico, compositores incluidos, siempre quedarán algo más en la sombra. Claro, como ni siquiera en las portadas de sus CDs se les permite aparecer, salvo raras excepciones, es algo con lo que tendremos que tragar.

Al igual que el aciago 2004 se recordará más por la desaparición de Marlon Brando que por la de Jerry Goldsmith o Elmer Bernstein, sólo unos pocos aficionados recordarán el 2006 como el año en que, además de Jack Palance, nos dejó también Basil Poledouris.

Echaré de menos a Jack Palance, pero echaré mucho más de menos a Poledouris, por sentir que seremos menos quienes nos acordemos de él. Al menos me queda el consuelo de que siempre habrá un grupo de aficionados que añorarán a artistas de su talla.

Descanse en paz.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...