martes, junio 19, 2007

Menudo fue mi Fary

Ahora ya sí, nada de falsas alarmas (son ganas de crear confusión y de tratar de quedar bien a toda cosa). José Luis Cantero "El Fary" (llamado así por lo bien que cantaba por Rafael Farina) nos deja a la edad de 69 años.

Un auténtico músico hecho a sí mismo, trabajador constante que no dudó en trabajar en castañas del calibre de "Menudo es mi padre" (donde él era la única estrella a reinvidicar, rodeado de secundarios altamente abofeteables; vamos, a ver si sois capaces de no reconocer que os tragastéis uno, o dos, o más, de la lacrimógena serie).

Un símbolo más, junto al Toro de Osborne y la Gitana de peineta de teja y vestido rojo con lunares blancos, de la España profunda (aquélla a la que todos nos aferramos en un momento u otro, aunque sea en "círculos reducidos"). A un artistazo así se le puede perdonar que apadrinara a estrellas fugaces (por fortuna) de la talla de Javi Cantero (después de todo, ¿qué no haría un padre por su hijo), y de Melody (y sus Gorilas, ¿dónde quedaron los de Chispita, que ya nadie se acuerda tampoco de ella?). Al Fary no se le puede echar en cara que participara en el engendramiento de los mentados fenómenos de feria, no señor. Su talento y su legado van más allá, y se puede olvidar todo lo negativo que deja atrás.

El coche de Torrente ya no apatrullará más la ciudad con la misma intensidad. Ni los muertos vivientes de Michael Jackson asustarán de igual forma...


Y ahora, por desgracia, acaba por tener sentido el chiste que hicieron famoso Faemino y Cansado:



Hay que esperar al final, pero no creo que eso suponga ningún problema para aquellos amantes del humor absurdo...

Se nos fue el Torito Bravo, que lleva Botines y no va Descalzo. Descanse en Paz.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...