martes, septiembre 18, 2007

Sanguina pasada por agua

Jo, cómo se nota que ya está aquí Septiembre. Vuelven los quehaceres diarios y se acorta el tiempo que puede uno dedicar a hacer el chorras. Nchts.

En fin, el caso es que he podido postponer la vuelta a la rutina diaria gracias a un viaje a Ostrava que hice la semana pasada. Bueno, lo de postponer es un decir, ya que el viaje era por motivos de trabajo, para asistir a un congreso de informáticos (nada nerd, por desgracia). Pues bien, cuando te cuelgas la mochila al hombro y te vas por ahí de viaje, vas acumulando algo de ropa sucia que, aunque puedes separar en un compartimento aparte en la mochila, ello no evita el que a la vuelta la susodicha mochila apeste a tigre de Bengala.

Y, claro, lo normal es que le des un remojón, a ver si con suerte (bueno, vale, y con agua y jabón), se le va el olorcillo. Y, siguiendo con lo mismo, lo habitual es dar un repaso por todos esos recovecos para asegurarte de que no te has dejado nada en la mochila. ¿Nada? Nada.

Pues no. Olvidé que llevaba encima el bloc de dibujo que suelo llevar para hacer bocetos y por si me da el punto de dibujar algo para matar el tiempo. Grave error. Cuando me quise acordar, ya era demasiado tarde. Hala, todo el bloc a tomar por saco.

Aparte de notas varias y dibujillos diversos y ya irrecuperables (jo, con lo que me cuesta últimamente coger un lápiz), tenía esta prueba a sanguina (¡muchas gracias, Juanra y Mari Carmen, menudo regalo el vuestro!), prácticamente lo único que se podía recuperar. En otras páginas la tinta de las notas había emborronado el lápiz.

Aquí tenéis a esta especie de "José Luis López Vázquez". Es que me salió así, cuando empecé no sabía muy bien por dónde tirar.


Y así fue como un post que originalmente iba a llamarse "Mi primer experimento con sanguina", pasó a convertirse en éste que leéis ahora. Afortunadamente no hubo que lamentar muchas más desgracias debido a que conforme voy terminando dibujos del bloc, voy arrancando y guardando las hojas. Menos éstas, claro.

Sniff. En fin, pues eso, que habrá que comprar un bloc nuevo y volver a empezar con la rutinilla de los dibujillos. Bueno, más se perdió en la guerra de Cuba y volvimos cantando.

1 comentario:

Merrick dijo...

Jop, qué putada!

Muy bueno el López Vázquez, le falla un poco el cuello algo gordote, pero el gesto lo delata :-)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...