miércoles, agosto 06, 2008

Back to Bac

¡Jo, cuánto tiempo sin pasar por aquí ni postear nada! Desde luego, qué poca vergüenza tengo... Bueno, al menos podéis quedaros tranquilos. ¡Sigo vivo! (y coleando, pero bueno, ya hablaremos otro día de eso...).

La verdad es que desde el último post hasta éste, anda que no han pasado cosas. Nos dejó uno de los grandes del cine, Stan Winston. La selección española de fútbol ganó la Eurocopa (bueno, pues vale, otra más, total, ¿cuánto hacía de la última, 40 años?). También nos dejaba un gran artista del cómic, Michael Turner (aunque esté feo decirlo ahora, sus dibujos tan estáticos no me terminaban de enganchar pero... ¡qué jamonas, madre mía!)... En lo referente a temas de frikismo, lo cierto es que no nos hemos estado quietos.

Por mi parte, el cúmulo de trabajo y demás, coincidiendo con el final del curso, me han impedido dedicarme aunque sea un ratejo al blog. Y es que, entre preparar papeles y curriculum para mejorar mi puesto laboral, terminar las clases, preparar exámenes, corregirlos, aguantar llanteras varias en las revisiones, rematar trabajos y artículos de revista para poder contar que he hecho algo este año... y eso sólo por la parte laboral.

Después ha estado el "parto" de las oposiciones de mi señora, que yo también he sufrido de forma colateral, como buen esposo y compañero... al final tanto esfuerzo no se ha visto recompensado como nos hubiera gustado, pero bueno, siempre es motivo de regocijo y celebración el pensar que ya has terminado por este año con el martirio que suponen. Vamos a ver cómo se desarrollan a partir de ahora las cosas y a esperar mejores tiempos.

Menos mal, también me surgieron algunos encarguillos dibujeriles (los más agradecidos, una pena que no les pueda dedicar todo el tiempo que me gustaría), que iré enseñando conforme pueda, ya que algunos, por ahora, están clasificados en la carpeta de "Top Secret" y airearlos antes de tiempo estropearía la sorpresa.

Y luego está el Congreso de Úbeda, del que habréis ido viendo avances y noticias en el blog a lo largo de estos últimos meses. Tan liado estuve que ni tiempo tuve de subir las últimas novedades previas al inicio del Congreso. La verdad es que, aunque esté feo echarme flores, como miembro de la Organizacion que soy, este año nos ha quedado de perita en dulce. Siempre hay flecos que arreglar, errores que corregir (y al estar en el meollo te das cuenta de ellos, aunque por suerte pasen desapercibidos para los asistentes e invitados), pero por fortuna, o por la experiencia acumulada a lo largo de los cuatro años que llevamos con el tema, que también es un grado, el resultado ha sido francamente magnífico.

Ya prometí el año pasado hacer una crónica de lo acaecido en el tercer Congreso, y al final quedó todo en agua de borrajas. Bueno, este año ha sido más relajado y además cuento con un buen material gráfico del que tirar, aunque sea a base de youtubos, así que espero poder contar algo que merezca la pena este año de lo que dio de sí el IV Congreso.

De todas formas, aunque ya diga que este año haya sido más relajado y tranquilo con respecto a ediciones anteriores, el Congreso de Úbeda es algo que te deja extenuado. Es casi una semana de no parar de un lado para otro, pendiente de lo que necesiten unos y otros, y aunque ya se te acostumbra el cuerpo a currar mucho y dormir poco, los días posteriores al Congreso te pasa factura. Nada que no pueda arreglarse con una cura de sueño, afortunadamente.

Y después, ¿qué? Pues a descansar un poquito, también, ¿no? Todavía no he catado lo que se dice vacaciones, pero ahí ando, tomándome el verano con tranquilidad. Procastinando, como se dice ahora. Y aprovechando que a la tarde bajan las temperaturas para salir por ahí a tomar el aire. A veces hasta horas imposibles, como evidencia la foto de abajo.

En el horizonte me quedan una despedida de soltero este fin de semana y una boda dos semanas después. Todo con una pinta de que nos lo vamos a pasar de vicio. Más unos cuantos estrenos de lujo que nos esperan en las salas de cine con aire acondicionado. Bieeeennn...

Y encima ahora me he aficionado al Facebook ése, gracias a unos amigos que, pique a pique, me han terminado por enganchar. No sé qué será de mí ahora...

En fin, como digo más arriba, tengo por ahí cosillas, que iré subiendo conforme las termina y pueda enseñarlas. Más las típicas chorradas que se te van ocurriendo, como siempre. Nachete, no me olvido de tu meme, aquél que me mandaste hace ya...

Ale, a disfrutar del veranito.

2 comentarios:

Merrick dijo...

Pues es un gusto saber que sigues vivo, y coleando ;-)

Y bien al día que nos has puesto en muy pocas líneas. Saludazos!

F.D dijo...

Ostras, siempre pensé que Úbeda era atemporal, pero esto es de cachondeo!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...