miércoles, agosto 27, 2008

Recuerdos dorados

Todos aquellos aficionados al cine y televisión y con una mente medianamente inquieta nos hemos preocupado alguna vez de seguir la trayectoria de tal o cual famoso, al que descubríamos en una serie o película, y del que inevitablemente necesitábamos saber más, ya fuera de su vida en particular o de sus otros proyectos en general.

Hoy en día, dicha tarea es relativamente sencilla, gracias a Internet y a sitios tan completos como, por ejemplo, la Internet Movie Database. Pero incluso así, a veces no es suficiente, necesitamos conocer esa información de una forma más amena, o centrándose en detalles más allá de la mera recopilación de datos. Sobre todo cuando se trata de indagar sobre el pasado de tal o cual famoso, o lo que es más complicado, sobre su futuro, una vez éste parece haberse volatilizado del mapa.

Sí, por supuesto, también hay libros sobre eso, como, por citar uno de los más conocidos, "Desaparecidos en Combate: ¿Dónde están las estrellas del Nuevo Hollywood", de Miguel Ángel Prieto, bastante fácil de encontrar, y un excelente compendio de los destinos de más de una estrella fugaz del panorama hollywoodiense de las últimas décadas, como Ralph Macchio o Timothy Dalton, por citar un par de nombres.


Pero eso no es siempre suficiente. En unos tiempos como los que corren, la información se crea, se destruye y se transforma a velocidades pasmosas, de ahí que un medio tan dinámico como Internet sea el ideal para sofocar nuestra hambre de sabiduría. A Internet debo agradecer el que, hace ya casi tres años, descubriera el blog de "Qué fue de...?", donde unos amigos tuvieron la estupenda idea de colocarse el sombrero de ala, el chaleco de cuero y el látigo virtuales, y lanzarse a la aventura de rescatar del olvido (pese a que muchas veces éste sea merecido) a famosos, actores, series de televisión... muchos de los cuales han hecho nuestras delicias en nuestros tiempos mozos. Y sólo por eso ya merecen un poco de nuestra nostálgica atención. Puede que no todas sus entradas me parezcan igual de interesantes (mirad, a mí, por ejemplo, lo de la lucha libre y el WWE, como que me da igual... :-D, eso sí, los artículos están muy, pero que muy currados), pero lo cortés no quita lo valiente, y sobra decir que es altamente recomendable desde YA.

Este mes de agosto, como cada año, celebran su aniversario invitando a algunos de sus visitantes a que éstos hagan acopio de neuronas hibernadas y recopilen sus recuerdos más nostálgicos. Y este año, desesperados como estaban, no han tenido más remedio que contar con un servidor. Sí, tan mal estaban las cosas.

Así que todo este rollaco que os he metido entre pecho y espalda no es más que una invitación a que os paséis por su blog y reviséis mis (enfermizos, delirantes, aplíquese el calificativo que más apropiado encuentre) recuerdos dorados. Me parecía feo volver a copiar lo mismo dos veces, aunque sea de mi propio puño y letra, y más después del detalle que han tenido de acompañar mi texto con una entrañable selección de imágenes que me ha encantado.

Así pues, y a la vista de los hechos, lo único que se me ocurre decir para terminar es que, yo, al igual que nos cantan los del Reno Renardo (llevo tiempo deseando sacar tiempo para dedicarles una entrada, pronto llegará el momento), "crecí en los 80". La verdad es que lo clavan casi todo (menos lo de los elásticos rosa, menos mal :-P).



Ale, saludetes.

2 comentarios:

Merrick dijo...

Pues no conocía el blog, pero SEGURO que me va a gustar, me pirran estas cosas!!

F.D dijo...

hala!
este video le hace a una estar orgullosa de haber tenido un novio heavy metal tanto tiempo... no todo fue malo entonces, no?
M'ancantao Hor!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...