viernes, septiembre 19, 2008

El crimen de la nueva canción Bond

Ayer comenzaba a circular por la red la canción para la próxima película Bond, "Quantum of Solace".

Los aficionados a las bandas sonoras somos ya sufridores experimentados con respecto al tema de tener que incluir, a veces a la fuerza, una cancioncita por narices en la banda sonora de la superproducción de turno.

Hombre, en el caso de las "Bond movies", la inclusión de la canción en los créditos es ya una tradición. Pero es que luego vienen las confusiones de siempre (canción = banda sonora), y ya la tenemos liada. Quiero volver a hacer hincapié en el hecho, por ejemplo, de que la banda sonora de "Titanic" NO es de Celine Dion. Ni siquiera la "canta" ella (la vocal que acompaña a la música es, sin ir más lejos, Sissel). La Dion sólo interpreta la canción que se incluye en los créditos finales. La canción ni siquiera es suya, sino que está escrita por el compositor DE VERDAD, James Horner, junto a su letrista habitual, Will Jennings. Y fin de la historia, que me enciendo y desvarío.

He puesto el ejemplito típico, pero podría extrapolarse a casi cualquier película, con el agravante en muchos casos de que ni siquiera se permite al compositor del "score" participar en la canción de marras. Así ha ocurrido en el caso que nos ocupa, donde David Arnold, recogiendo el testigo del gran John Barry, se encarga de la partitura, pero ni pincha ni corta en el tema de la canción. Sí que colaboró, por ejemplo, en los arreglos para las canciones de entregas anteriores como "You Know My Name" (para "Casino Royale"), "The World Is Not Enough" (para la película del mismo título), o "Surrender" (para "Tomorrow Never Dies"). Todas ellas canciones, cuanto menos, dignas de oirse.

El precedente claro de lo que ocurre cuando no se le deja meter baza a alguien tan capaz como Arnold lo tenemos en ese engendro musical que perpetró Madonna para "Die Another Day". Y, ahora, la historia vuelve a repetirse con "Quantum of Solace". Primero, los avispados productores amenazaron con contratar a Amy Winehouse para interpretar la canción de los títulos. Pero es que, al final, el resultado, con Alicia Keys, no ha podido ser peor. Todo un atentado contra nuestros oídos, que sólo os recomiendo escuchar si tenéis una curiosidad enfermiza.


No digáis que no os había avisado... Deberían instaurar algún tipo de "carnet por puntos" para los cantarines también. Con despropósitos como éste, hasta podrían caer penas de carcel. Qué horror.

El temita en cuestión ya ha sido utilizado por CocaCola para su promoción de la cinta. Menos mal que han sabido arreglarlo un poco, que suena hasta bien.



¿Podría haber sido peor? Quién sabe, igual la Winehouse se anima y lanza su "rejected version". Hasta se oía el nombre de Beyoncé (otra que, si no llega a ser por la invención del videoclip y la minifalda, iba a cantar en la ducha de casa de sus padres...). Yo casi que le hubiera dado una oportunidad a la cantera nacional...



En fin, siempre nos quedará la opción de taparnos los oídos en el cine, y de saltar la pista en el reproductor de CD.

Como compensación por todo este rollaco para desahogarme, un Bac Bond que dibujé hace unos añicos.

2 comentarios:

Chacal dijo...

No sé si cambiaré de opinión en el futuro escuchándola varias veces, pero si que es verdad la decepción que he tenido con esta canción, teniendo en cuenta lo mucho que me gusta la de la película anterior de Chris Cornell.

Oscar dijo...

Jajajaja, muy bueno eso de etiquetar la entrada como "catástrofes" XDDD

A mí hay algo que no me cuadra en lo que he oído de esta canción... y es que "suena cutre".

Sí sí, incluso en el vídeo de coca-cola, suena como si todavía fuera una maqueta, con mucho ruido, las voces de los cantantes poco depuradas, y muy vacía aún de arreglos.

Espero que es que aún esté en fase de producción y lo que veamos al final sea lo mismo, pero en bien.

Y aunque me vayáis a crucificar por esto... yo creo que esta canción, si bien ahora es cutre salchichera, con unos arreglos currados y una buena producción puede llegar a estar hasta bien.

Pero, desde luego, si la dejan así... mal vamos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...