sábado, septiembre 20, 2008

Las mujeres del agua

Hace como cosa de un mes (otro día hablamos de lo que tardo en subir cosas al blog), pasaron por Úbeda las Mujeres del Agua (Water Music) de Vanuatu. Venían directamente desde Zaragoza, después de una actuación con motivo de la Expo del Agua celebrada este verano en la capital mañica. Ya me hubiera gustado asistir, ya, aunque sólo fuera por hacerles una visita a mis amigos malavideros.

Vanuatu es un país que comprende varias islas en el Océano Pacífico, y sus habitantes continúan con sus costumbres sin, afortunadamente para ellos, involucrarse o contagiarse demasiado con la cultura occidental. Y precisamente una de esas costumbres consiste en que las mujeres nativas de allí interpreten música con el agua. Eso es, usan el agua como único instrumento, aparte de sus manos (y a veces su voz), para construir e interpretar curiosas piezas musicales. Para más información sobre Vanuatu, ya sabéis, a la Wiki.


No es que Úbeda destaque precisamente por la cantidad de agua a su disposición (más bien lo contrario, está la cosa justita, y menos mal que no prosperó la estúpida idea de construir un campo de golf aquí cerca...), así que algo como el "Water Music" no es que pegara mucho aquí... Pero el caso es que, al parecer, uno de los diplomáticos españoles destacados en esas islas es precisamente ubetense, por lo que partió de él la idea de montar una actuación de las Mujeres del Agua precisamente en Úbeda. Y así, contando además con la colaboración del Ayuntamiento de Baeza, unos pocos afortunados (o al menos, los que supimos apreciarlo, que ya se sabe lo que ocurre cuando se ofrecen eventos culturales gratuitos a la plebe) pudimos asistir a un total de cuatro de estos recitales, en Úbeda (20, 22 y 26 de Agosto) y en Baeza (23 de Agosto).

A continuación os coloco un vídeo con una de las piezas interpretadas (lo siento, ni idea del título). Como podéis ver, hubo que improvisar con una de esas piscinas portátiles en la primera de las actuaciones. Para las siguientes, teniendo en cuenta la corta estatura de las intérpretes, se pensó que se iban a obtener mejores resultados si las metían directamente en la fuente.



Hay que tener en cuenta lo cutre de mi grabación con el móvil, y que el sonido ambiente (lo dicho, esto es lo que pasa cuando das algo gratis) enturbia un poco la pieza, pero más o menos, algo se puede apreciar. Se tratan casi siempre de piezas cortas, de entre 30 y 60 segundos, así que el recital completo rara vez va más allá de la hora de duración. Acompañadas de cánticos, las mujeres palmean el agua con sus manos, consiguiendo este efecto musical tan curioso. Cada pieza tiene su propia construcción y significado, estando éste último a menudo relacionado con el entorno natural que les rodea: el murmullo del viento, los bailes de los delfines... Puede parecer extraño, pero el caso es que si le prestas atención, te acaba por gustar.

Obviamente, este tipo de actuaciones pierde fuera de su entorno original. Buscando por Youtube, encontré un vídeo donde resulta más fácil hacerse una idea del encanto de estas danzas ancestrales,



Aquí os dejo esta curiosidad musical. Desde luego, dan ganas de cogerse un avión y perderse en alguna de estas islas...

1 comentario:

Oscar dijo...

Qué curioso, fíjate, que viendo el color de su piel, su atuendo, sus rasgos... nunca dirías que vienen de Zaragoza!! XDDD

Bueno, ya en serio... debe ser una gozada ver eso en sus poblados originarios, y sobre todo, aprender a hacerlo!!

Un abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...