martes, diciembre 02, 2008

Desventajas de los roces en el trabajo

Es muy, pero que muy habitual, que en empresas o grupos de trabajo pequeños sea imposible que todos los integrantes se lleven bien entre sí. A veces se puede uno tragar el orgullo o aparentar y, con evitar a esa persona non grata, es suficiente. A veces no, y entonces es cuando aparecen los problemas, cuando esa animadversión se traslada a terceros, que poco o nada tienen que ver con la delicada situación entre algunos miembros de plantilla. Y, claro, qué culpa tienen ellos, pobrecitos, ¿no?

Si esto pasa en las mejores familias y en grupos pequeños, ¿qué podemos decir de empresas grandes como Microsoft? ¿Cuántos trapos sucios y movidas laborales no se estarán ocultando bajo las faldas de Bill Gates?

Porque claro, luego pasa lo que pasa. Estás tan tranquilo en el despacho, instalando el Service Pack 3 del Windows XP (¿Vista? ¿Qué es eso?), tan contento, tan orgulloso de poder alardear de contar con una copia registrada del mismo cuando, de repente, ¡zas!, te aparece algo como esto.

(Si usted puede leer esto, entonces no necesita gafas. O igualmente, puede hacer click sobre la imagen para verla en toda su grandeza)

O sea, que ya ni el propio Windows se fía de sus componentes, ni aunque éstos provengan directamente de la mismísima Microsoft. Pero, ¿a dónde vamos a llegar? Qué barbaridad, esto es el acabóse (o, como sabiamente decía Mafalda, "sólo es el continuóse del empezóse de ustedes").

¿A que dan ganas de pasarse definitivamente a Linux?

1 comentario:

Chacal dijo...

Windows y sus eternos contrasentidos...XD

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...