miércoles, marzo 25, 2009

Los peligros del Caralibro

Pocos quedan ya por ahí que no hayan oído siquiera hablar de un fenómeno tan actual como el de las redes sociales. Que si Facebook, que si Tuenti, que si...

Ideadas en un principio como un medio más para fomentar el uso de la así llamada Web 2.0, permitiendo a cualquier tipo de usuario compartir todo tipo de cosas (fotos, vivencias, temas de interés) con amigos y conocidos, está claro que también tienen su lado oscuro (aparte del que nos hayan hecho ver por parte de algunos medios, que sí, que tienen parte de razón, pero que no dejan de ser unos peliculeros que buscan más llamar la atención que resultar fieles a la verdad).

Lo cierto es que el principal riesgo de estas cosas viene precisamente por lo gratuito y sencillo de su acceso, remarcando eso de que "cualquier tipo de usuario" puede usarlas. No hacen falta demasiados conocimientos previos, ni de informática, ni de cultura básica siquiera, para meterse en un berenjenal de éstos. De ahí que no todos sepan darle un uso adecuado, al margen del provecho que se le pueda sacar a una herramienta con tantas posibilidades. 

Y luego está el tema de cómo enganchan. De la procastinación, usando el término formal (y que además me encanta este palabro). Y de cómo se te puede ir toda la mañana, o hasta todo el día, con la cantidad de chorradicas que se te ofrecen de primeras. Lo sé, lo he experimentado en mis carnes. Ahora ya me controlo algo más, pero sí que es cierto que, de primeras, la experiencia es tan curiosa y las posibilidades son tantas, que te atrapa sin remedio.

O la también delicada cuestión de la privacidad, de cómo cualquiera puede difundir por ahí fotos o material de carácter sensible que no te haga especialmente gracia. Que sí, que antes también se podía hacer, sólo que no tan públicamente. Que sí, que es denunciable, pero mientras tanto, ahí estás, con el culo al aire (literal, o figuradamente).

O de cómo, desde el momento en que algo tuyo (si compartes una imagen, un vídeo...) aparece en una de estas redes públicas, pierdes automáticamente la propiedad de tu trabajo. No sé qué tendría que decir el amigo Ramoncín al respecto...

Se podrían comentar muchas cosas sobre el problema que suponen este tipo de redes sociales, aunque por suerte muchos se lo toman con humor, como en este logrado y cachondísimo vídeo (el cual, por cierto, no está muy alejado de la realidad),


Por supuesto que tienen su lado positivo, por lo ya citado de contactar con amigos y conocidos de todo el mundo, por la posibilidad de compartir con ellos gran cantidad de información de todo tipo... Pero todo con una cierta mesura. 

Supongo que ése es el matiz. Mesura. Y a lo mejor no sería tan descabellado pensar en cómo educar a la gente para un uso apropiado de estas nuevas tecnologías. Y sin perjuicio de que se dejen de enseñar (y aprender, ojo) otras cosas, no como lo que se deja entrever en noticias recientes como ésta (también disponible aquí). Que es muy fácil echarse las manos a la cabeza, rasgarse las vestiduras y caer en el sensacionalismo barato en cuanto que temas a priori banales saltan al aulario. Pero a lo mejor es lo que hace falta, enseñar un buen uso de estas cosas, ya que tan presentes las tenemos hoy en día.

Y, por descontado, no me refiero sólo a educar a niños y adolescentes. Gran parte de la culpa se le puede achacar también al colectivo de adultos retrógrados que, por dar la espalda a todas estas cosas "tan modernas", acaban por darse de bruces con alguna que otra desagradable sorpresa.

Así que las redes sociales, ni tanto ni tan poco. Que no digo que haya que censurar el acceso a las mismas, pero sí mirar un poco por el uso que se les da.

4 comentarios:

Chacal dijo...

Pues yo debe de ser por este caracter antisocial que Dios me ha dado que estoy en Facebook y estoy en HI5... pero para el caso como si no estuviese porque ni repajolera idea de que hacer con ellos. El único más o menos de ese estilo pero con el que me aclaro un poco más es La liga de los bloggers extraordinarios (http://cuartomundo.ning.com) más que nada porque como está más relacionado intimamente con mis aficiones, sé más o menos que hacer.

Porque claro, otro es el tiempo que puedes perder con según que chuminadas, ahora que en eso yo lo soluciono facil porque acepto TODO lo que me mandan (ya por inercia, sin ni mirar en ocasiones lo que es). Y es que con la tarea que tengo con mi blog y los sitios por donde hago cosas, ¡como para perder más tiempo con estas cosas!

Bac Hylon dijo...

Jajaja, pues precisamente yo en lo de los Bloggers Extraordinarios es donde más me pierdo... :-DDDDDD

Pero sí, al final en FB y similares aceptas muchas cosas sólo por inercia o pereza... :-)

- YOGUR - dijo...

Yo casi no acepto cosas en Facebook y lo uso más bien poco y desde luego ni fotos, ni nada demasiado personal. Es algo que tenía claro cuando empecé a crear mis blogs y es algo que mantengo: mi vida personal es mía y no quiero exponerla. Me parece muy bien que otros pongan fotos, cuenten lo que les ha sucedido en el día a día usando internet a modo de diario, es su elección... pero no la mía. Facebook es entretenido, tiene cosas curiosas, pero no me engancha. De hecho hay semanas en las que igual entro unos dos o tres días a cotillear qué se cuece (Nunca todos los días) y otras en las que me olvido completamente de que lo tengo.

F.D dijo...

Yo odio Facebook.
Me parece una forma frivola y antipersonal, antiintima de compartir información... a mí que porras me importa lo que está haciendo no se quien en un momento. Y lo peor es si descrubres que no se quien que es amigo de no cuantos, amigo del primo de la hermana del primo de tu primo Periquito, ha colgado una foto en la que estás tagged!!! pero con qué derecho!!!
Y luego, el comentario que lees abajo... puede llevarte a un depresion profunda por la antiprofundidad.
Y bueno, olvidate de estar enamorado y usar facebook! porque yo lo veo como un nido de evocación de celotipias muy graves! Hay mucho masoca, yo estuve a punto de caer, que se dedica a "espiar" a gente que conoce y que le hace tilín, y a pasarlo mal porque aceptó un quiz de una "rubia malvada" llamado "como seria tu pareja ideal"
Vamos, que si te quieres comunicar con alguien, le escribes un email y le adjuntas fotos no???? y así le cuentas lo que quieres sin que medio mundo esté libre de enterarse.
Bueno y lo de enviar regalos???? mandame un email y dime hola como estas!!!! joder.
Lo dicho, que ODIO facebook. Aunque tenga una cuenta.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...