jueves, septiembre 03, 2009

Movichorradas

Nunca he sido precisamente un seguidor de las chuminadas extra para teléfonos móviles.

Ya en su día me costó incluso hacerme con mi primer móvil, fue casi obligado (de hecho, hasta me lo compró mi hermana por mí) y eso que por entonces a lo más que aspirabas era a que pudieras descolgar y colgar una llamada con el mismo botón (¡ah, mi viejo One Touch Easy de Alcatel, cómo lo echo a veces de menos!). Y con que me sirviera para recibir y enviar llamadas y SMS's (en una pantalla con dos únicas líneas de texto), ya me apañaba más que de sobra.

Llegaron los móviles más modernos, con su pantalla a color, con su chips de sonido mejorados, con sus múltiples aplicaciones... Y con ellos, la visión de negocio de unos cuantos, que vieron cómo podían sacar tajada de la imperiosa necesidad de algunos de "tunear" su móvil. Llegaron entonces los politonos, tonos "reales", más fondos de pantalla, salvapantallas (sí, vamos, como si no tuviera otra cosa mejor que hacer que quedarme mirando el móvil cuando está en modo de espera, a ver cómo se le va gastando la batería), juegos, aplicaciones varias...

Tiene gracia que haya usado la palabra "tunear". Es irónico. Uno pensaría que el objetivo último de este tipo de acciones es el de personalizar un objeto, de hacerlo único y ajustado a las necesidades o gustos del propietario. En el caso de los teléfonos móviles, no es difícil encontrar a más de uno y de dos con el mismo fondo hortera de pantalla o la misma cancioncita horrible de moda que salta cuando llaman. Menuda individualización...

Por mi parte, tampoco voy ahora a negar que me guste cargar alguna foto o imagen en el móvil (aunque hace tiempo que mi fondo de pantalla está en blanco, o con el fondo por defecto), o de cargar algún mp3 cortito (¿quién carajo va a aguantar a que me escuche una canción entera mientras espera que le descuelgue?), pero siempre cuidando el no dar ni un miserable céntimo a esos sacamantecas que nos abordan con publicidad de cosicas para el móvil a diestro y siniestro. Para empezar, porque mis gustos difieren y mucho de las moditas de turno, sin entrar a juzgar éstas demasiado.

Desde que me hice con un móvil que aceptaba este tipo de característica, me fijé bien en que se le pudiera acoplar un cable de datos para el PC, o que tuviera bluetooth o algo por el estilo. Si me quería poner hortera con mi móvil, sería sin gastarme más de lo necesario y siguiendo mis propios gustos y estilos.

Y es que ya no sólo es que me canse y me agote tanta campaña publicitaria con los últimos tonos o juegos de moda, es que llegan momentos en que hasta me escandalizo por las chorradas, enormes como un castillo, que pretenden venderte a cambio de dos o tres mensajes SMS o WAP.

Porque... ¿quién en su sano juicio se cree que algo como esto funciona de verdad?

Vamos a ver... ¿estamos tontos o estamos tontos? Y como ésta, tantas otras del mismo palo...

A ver. Comprendo a las compañías o empresas que se dedican a programar estas cosas, que tienen que ganarse el pan como buenamente puede, y que es triste de pedir, pero más triste es de robar. Y con cambiar de canal en la tele, pasar la página en la revista, o cerrar la ventana pop-under en Internet, suele ser suficiente.

Comprendo también a qué tipo de usuarios van dirigidas estas campañas publicitarias. Mis esperanzas hacia las nuevas generaciones se desvanecen, cuando no se caen a cachos, cuando veo el plan en que viven la inmensa mayoría (vamos a darles una oportunidad, aunque sea a unos pocos) de los chavales de ahora... Pero una cosa es que no sean demasiado listos, y otra muy distinta insultar su inteligencia de esta manera.

Incluso dándoles el beneficio de la duda de que conocen el funcionamiento interno de su móvil, razón por la cual saben que es remotamente improbable que, por bajarse un software determinado, se aumenten espectacularmente las capacidades de su máquina, incluso asumiendo que saben que se trata solamente de una chorrada para reirse entre amigos (¿dónde quedaron los chistes de Lepe?)... ¿quién es el listo que se gasta los cuartos en algo así? Venga, hombre, por favor...

En fin, supongo que lo único que hago es darme cabezazos contra un muro, pero bueno... A ver con qué nueva tontada nos sorprenden a continuación.

1 comentario:

Carlos dijo...

Estoy de acuerdo contigo a más no poder, pero el caso es que cuando tanto lo anuncian es porque les sale rentable. Y si les sale rentable es porque cientos, miles, de "sujetos" se descargan estos pegos sin parar a pesar de que tienen que mandar dos o tres mensajes y gastarse al final hasta 4 euros. ¡Vivan los cables usb y el bluetooh!
El caso es que por motivos laborales conozco a muchos, muchísimos chavales/as que se dejan una auténtica pasta en el último tono de moda, o el fondo de pantalla de los CoJonas Brothers, la última canción hortera de un oso de peluche o cosas peores. No quiero cuestionar gustos, por mucho que la tentación a veces sea enorme, pero tienes razón en que teniendo bluetooh, etc, es una pena.

Desde luego, para evitarse estos y otros miles de anuncios, lo mejor es descargarse las series y pelis y verlos cómodamente cuando y como quieras. Con los que te ponen en el telediario ya tengo más que se sobra.

Un saludo, Josema, y como he dicho al principio, estoy más que de acuerdo contigo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...