jueves, septiembre 16, 2010

Cómo cargarse un reportaje con buen fondo

Los Negritos del África.

Hace cosa de 25 años, entró en mi casa nuestra primera televisión en color, a tiempo para ver el último episodio de aquella añeja serie animada de Tom Sawyer. Por entonces, sólo había dos canales, la "Primera" y la "Segunda" (o "UHF"). Y bastaba y sobraba. Recuerdo que también teníamos otra tele más pequeña, en blanco y negro, donde tenías que sintonizar la cadena mediante un dial. El día que comenzaron a emitir nuevas cadenas, se hacía insufrible cambiar de una a otra, con la nieve de por medio.

Hace cosa de 25 años, un ordenador personal era algo impensable para un hogar medio, y los afortunados que tenían uno, tenían que conformarse con un monstrenco con pantalla monocroma, a 4.66 MHz y 20 MB de disco duro. Y flipabas. Y eras la envidia de los colegas. Hoy, los discos USB de 4 GB te pueden salir hasta en una bolsa de gusanitos.

Hace cosa de 25 años, mi madre nos amenazaba a mis hermanas y a mí cuando no queríamos terminar el plato: "Hay que comérselo todo, que están los Negritos del África muriéndose de hambre". Hoy, ya no hace falta irse tan lejos para encontrarse a gente pasando penurias similares, y esos pobres Negritos del África continúan igual, o peor.

Hay cosas que no cambian nunca.

De vez en cuando, supongo que no lo suficiente, te emiten por televisión uno de esos publirreportajes, siempre a la hora de comer, más bien a la hora en la que ya estás degustando el postre, para concienciarnos como sociedad y como individuos de todo lo que queda por hacer.

Hoy, sin ir más lejos, en TVE1 se han reservado unos minutos del Telediario para dar uno. Da gusto ver que, en los tiempos en los que estamos, queda tiempo en un espacio de noticias para ver cosas interesantes, que no sean noticias sobre muerte y catástrofe o, en el otro extremo, cualquier vanalidad que tenga la mínima relación con el fútbol, que parece que no hay otra cosa.

Y cuando mejor está el reportaje, después de mostrarte cómo algunos famosos apoyan una nueva iniciativa, después de ponerte el cuerpo del revés hablándote de niños desnutridos, enfermos de cólera y demás males endémicos que ya deberían estar erradicados a estas alturas, va el graciosete de turno, supongo que el encargado de montar el vídeo, y la caga, nunca mejor dicho, intercalando esta imagen.


En TVE a la Carta, se puede ver, al menos durante los próximos siete días, en el instante 33:30. Ya te vale. En sólo 5 segundos ya te has cargado todo el sentimiento que se le quería imprimir al reportaje. Menuda profesionalidad.

Así no hay quien se pueda tomar en serio un problema tan agudo como éste.

1 comentario:

Chacal dijo...

Siempre hay algo que me asombra en donde menos me lo espero.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...