miércoles, septiembre 15, 2010

Resaca del Mundial... del 82

Pues sí, los hay a los que aún nos dura la resaca del Mundial. Qué bonito, España campeona del mundo. Y campeona en algo importante, se entiende.

A mí me pilló la final en Málaga, frikeando con los colegas. Todos se trajeron su camiseta roja. Y yo, tan vacilón, o bacilón, me puse una amarilla.

¿Qué, qué pasa? ¿No lo véis? Yo lo que quería era celebrar la final con los amigos, simplemente necesitaba uno a cada lado para conjuntarnos.

Que estaba todo más que calculado, caramba, que no me tenéis fe. En fin, fue una experiencia bonita, todo hay que decirlo.

Y el caso es que hoy me puse a hacer memoria, a pensar cuándo fue la última vez que España destacó tanto en un Mundial de Fútbol. No, la Eurocopa no cuenta.

Y, claro, me ha venido a la mente el Mundial del 82. Que sí, que según cuentan, la selección española de entonces no hizo un muy buen papel. Pero yo es que ni me acuerdo, para ser sinceros. Estaba más pendiente de la serie de "Fútbol en Acción", y de la colección de cromos que daban con los yogures Danone. Qué tiempos... qué añejos.

¿Quién no se acuerda de Naranjito? Todo el mundo, claro. Un icono, una mascota, tan característico, que es imposible borrarlo de la mente. Yo hasta tengo un botijo con su forma por ahí guardado. Ahora bien, acordarse de sus amiguitos (y enemiguitos) no es tan fácil. ¿A que no?

Recuerdo a su eterna novia, Clementina, y a su amigo, Citronio. En especial, el nombre de éste último, gracias a las eternas discusiones con mi vecino, que se empeñaba en llamarlo "Limoncito". Y nada, que no había forma de dar su brazo a torcer, qué tío más cabezón. Claro, por entonces no teníamos ni vídeo, para grabar y revisar los episodios, ni mucho menos Youtube.


Y luego estaba el malo de la función, Zruspa. Vaya con el nombrecito, seguro que se le ocurrió a alguien mientras tenía la boca llena de polvorones, o algo. Y a su lado, el cachondo que apuntó el nombre.

Googleando, no sé por qué muchos blogueros se han empeñado a colocar al robot Imarchi (vale, lo reconozco, aquí he tenido que tirar de archivo para recordar cómo se llamaba) en el bando de los malos, simplemente por el hecho de aparecer en la instantánea de abajo, cuando sí que recuerdo claramente que era también el amigo de Naranjito, y que ejercía de archivo ambulante cada vez que tenían que visionar alguna jugada o algo por el estilo. Fíjate, precursor de los Teletubbies, y todo.

En cuanto al tipo del centro de la imagen, sí, era el matón de turno del villano, pero es que hoy me he parado a fijarme y...

¡Ostras! ¡Pero si es Clemente!

Desde luego, o los diseñadores de los personajes eran unos cachondos de cuidado (lo cual, como comentaba antes, explicaría lo del nombre "Zruspa"), o bien tenían una mala leche a espuertas... O bien, se las quisieron dar de visionarios, y ya desde 1982 vieron por dónde iba a salir este hombre.

¿Coincidencias, serendipias? No lo creo.

Va a ser que el fútbol es más complejo de lo que yo pensaba en un principio.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...