lunes, julio 18, 2011

Por la Gloria de mi... Roma

Creo que ya lo comenté una vez por aquí, pero el tal Pablo Motos no me hace ni chispa de gracia. Lo siento por sus fans y acérrimos seguidores, pero ni las dichosas hormigas, ni su forma de hacer entrevistas, ni sus experimentos chorras, ni su propia forma de ser (por lo menos delante de las cámaras, igual luego por la calle o de cervezas es hasta soportable) son santo de mi devoción.

Pero bueno, de todo tiene que haber, como en botica. Y con no verlo (que no lo veo), me doy por satisfecho.

Lo cual no quita para que no piense que su salida de Cuatro haya sigo una guarrada en toda regla. Tratándose de Telecinco, tengo muy serias dudas de que tengan capacidad para poner algo en su sustitución que le llegue siquiera a la altura de la suela a El Hormiguero. Allá ellos, en mi pueblo se dice eso de "Otros vendrán, que bueno me harán", y es por algo.

Mientras tanto, Motos no pierde el tiempo y se ve que ya ha encontrado ocupación. Una a su altura, qué duda cabe.


Aunque sea en una red social, como modelo en la Roma Antiqva.

martes, julio 12, 2011

Falta una semana...

Y yo con estos pelos...


Además, ahora caigo en que ni siquiera llegué a publicar ni un resumen de mi experiencia del año pasado. Ése soy yo, el hombre siempre al día.

En fin, a ver cómo va la cosa este año, y ya si eso a la vuelta hago el resumen combinado y comparativo de estas dos ediciones, la de éste y la del año anterior.

Nos vemos en Úbeda. Más detalles aquí, en la web del Festival.

martes, julio 05, 2011

Creatividad en los exámenes

Interrumpimos brevemente la inactividad en este blog (vaya, parece que se está volviendo una costumbre muy fea y molesta), porque hay ocasiones en las que no me puedo reprimir.

Llega la época de exámenes y, en ocasiones (gracias a Dios, no demasiadas) te encuentras cosas con las que no sabes muy bien qué hacer. Y, si podemos encontrar ejemplos muy graciosos y simpáticos de la creatividad que pueden demostrar algunos alumnos en un examen (en plan, "si no sabes qué contestar, al menos di algo gracioso"), no menos cierto es que, a veces, al que se le ocurren ideas creativas es al mismo profesor.

Sobre todo cuando te das de bruces con un examen que no hay por dónde coger. Que no hay nada que hacer, vaya. Un caso típico de eutanasia, pura y directa.

Y vale que, siendo la evolución y el afán de superación dos características típicamente humanas, gracias a las cuales estamos donde estamos (aunque alguno hay que todavía estaría columpiándose de liana en liana), es admisible que, el alumno en cuestión, a la vista del resultado del examen, te pregunte qué puede hacer. Qué puede hacer para mejorar, para superarse a sí mismo. No tengo inconveniente en proporcionar ejercicios, ejemplos, bibliografía, soporte en tutorías... Es mi trabajo, después de todo.

Pero cuando el interfecto viene y te pregunta qué se puede hacer con ese examen en particular, entonces es cuando uno se tiene que morder la lengua, apretar los dientes, mirar al cielo y evitar acordarme, en la medida de lo posible, de esta mítica, antológica, escena de "Aterriza como Puedas".


Y eso, siendo educado. Vale, puede que también algo cruel, pero es que... Me puede, de verdad que me puede.

Ay, Señor, dame paciencia, dámela... ¡PERO DÁMELA YA!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...