martes, julio 05, 2011

Creatividad en los exámenes

Interrumpimos brevemente la inactividad en este blog (vaya, parece que se está volviendo una costumbre muy fea y molesta), porque hay ocasiones en las que no me puedo reprimir.

Llega la época de exámenes y, en ocasiones (gracias a Dios, no demasiadas) te encuentras cosas con las que no sabes muy bien qué hacer. Y, si podemos encontrar ejemplos muy graciosos y simpáticos de la creatividad que pueden demostrar algunos alumnos en un examen (en plan, "si no sabes qué contestar, al menos di algo gracioso"), no menos cierto es que, a veces, al que se le ocurren ideas creativas es al mismo profesor.

Sobre todo cuando te das de bruces con un examen que no hay por dónde coger. Que no hay nada que hacer, vaya. Un caso típico de eutanasia, pura y directa.

Y vale que, siendo la evolución y el afán de superación dos características típicamente humanas, gracias a las cuales estamos donde estamos (aunque alguno hay que todavía estaría columpiándose de liana en liana), es admisible que, el alumno en cuestión, a la vista del resultado del examen, te pregunte qué puede hacer. Qué puede hacer para mejorar, para superarse a sí mismo. No tengo inconveniente en proporcionar ejercicios, ejemplos, bibliografía, soporte en tutorías... Es mi trabajo, después de todo.

Pero cuando el interfecto viene y te pregunta qué se puede hacer con ese examen en particular, entonces es cuando uno se tiene que morder la lengua, apretar los dientes, mirar al cielo y evitar acordarme, en la medida de lo posible, de esta mítica, antológica, escena de "Aterriza como Puedas".

video

Y eso, siendo educado. Vale, puede que también algo cruel, pero es que... Me puede, de verdad que me puede.

Ay, Señor, dame paciencia, dámela... ¡PERO DÁMELA YA!

1 comentario:

Sergio Arán dijo...

Esta película necesita un análisis exhaustivo con el botón de "pausa" preparado. Aunque te la sepas de memoria, te pilla desprevenido. En la secuencia que has puesto, el tipo escribe sin parar en la máquina de escribir, a toda caña, sin darle al carro en ningún momento... y terminado el gag, sigue como si nada hubiera pasado. Puro ritmo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...