domingo, octubre 16, 2011

Cuando el tuning mola

Normalmente no soy un fan declarado del tuning en los coches. Es más, tiendo a asociarlo con gente con la que prefiero no relacionarme, en la medida de lo posible. Y más, si el retoque conlleva un aumento del ruido, para qué queremos más entonces.

Pero tampoco es bueno dejarse llevar por los prejuicios y, como en todo, hay excepciones. Excepciones que sí que molan.


Como ésta, que me encontré hace ya unos días, cerca de la Universidad de Jaén.

¡Aprended, jóvenes padawans del tuning! ¡Así, sí!

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...