miércoles, octubre 03, 2012

Cuando empanado no es suficiente

Quien más quien menos sabe qué significa estar "empanado", que viene a ser lo mismo que estar en Babia, en la parra, con la cabeza en otro sitio... Digamos que ya forma parte del vocabulario popular, y es un vocablo socialmente aceptado.

En casa decidimos en su día dar un paso más allá, y acuñamos el término "croqueta", que viene a signficar no ya sólo que estás empanado, sino además rebozado. Así que os podéis imaginar el concepto que teníamos de aquéllos a los que calificábamos de "ser un croqueta". Ojo, no hay que confundir con "hacer la croqueta", eso es distinto.

Y es que hay días en los que parece que todos a tu alrededor van un poco a su bola, y lo que les dices les entra por un oído y les sale por otro. Eso cuando no eres tú mismo quien sufre de dicho efecto. Una mala tarde la tiene cualquiera.

Realmente va a ser difícil cambiar esos días, y a esas personas, pero lo que sí que vamos a poder hacer a partir de ahora, es asociarles un superhéroe que nos proteja y vele por nosotros. Un ejemplo para propios y extraños (más bien, un ejemplo de que no se debería permitir que gente como yo escribiera en su blog a según qué horas). Con todos vosotros,

¡Croqueteer!

Y las cenas en casa de la abuela nunca volvieron a ser lo mismo.


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...