miércoles, noviembre 20, 2013

La Aventura tiene un Nombre... y un Dibujo

Corría el año 2006 cuando conocí a Diego Cobo, y a sus fantásticos dibujos, cuando desde la Organización del Festival Internacional de Música de Cine "Ciudad de Úbeda" le pedimos ayuda para los diseños de unas camisetas conmemorativas de la asistencia de Basil Poledouris a dicho evento.

Menudo artistazo resultó ser Diego. Y si a eso añadimos su pasión por la música de cine, y por el cine de aventuras y ciencia ficción, pues ya tenemos razones de sobra para seguir su trabajo. Trabajo del que podéis ver una muestra en su estupendo blog (No le hagáis caso a Blogger, son unos sosos y amargados cuando quieren, y en cuanto ven asomar un pezón, les saltan todas las alarmas).

Volví a coincidir con Diego este pasado verano en Úbeda, en un pequeño festival que giraba en torno al universo de Indiana Jones, y para el que Diego había diseñado unos cromos sencillamente geniales. Vaya, de hecho, eran lo que más me llamaba la atención del citado festival. Al final me pude escapar y asistir a un par de cosillas, y conseguir unos cuantos cromos. Lástima que algunos estuvieran tan cotizadísimos y reservados que no hubiera para todo el mundo. Pero de cómo organizar un festival de cine en Úbeda en condiciones hablaremos otro día, que el tema da para mucho.


Y es que resulta que Diego Cobo es un fan irredento de Indiana Jones (¿quién no puede serlo, salvo los más jóvenes que sólo conocen esa aberración fílmica que es "El Reino de la Calavera de Cristal"?), y está preparando un proyecto ultrasecretísimo (o así) para el que necesitaba un sombrero como el de Indy.

Fue gracias a él también que conocí esta página, Steele & Jones (Equipamiento para la Aventura), donde, por unos precios bastante interesantes, te pueden fabricar, a mano, una réplica a medida del sombrero. De uno de los sombreros, porque otra de las cosas que he descubierto ahora es que Indy no lleva el mismo sombrero en todas las películas. Toma ya con el detalle.

Así que Diego, ni corto ni perezoso, se montó su propio crowdfunding, de los que tan de moda están ahora. Pero sin plataforma ni nada, así, a pelo. O sea, empezó a correr la voz de que se iba a costear el sombrero a base de dibujos, centrados en la temática de Indiana Jones, y a un precio de risa (empezando por 20 euros, más la voluntad) y no fueron pocos los que saltaron rápidamente a hacerse con el suyo.

En cuanto me enteré (creo recordar que a través de facebook, como siempre, últimamente, para que veáis que no sólo sirve para juegos de granjitas y caramelitos), también quise aportar mi granito de arena. Le pedí a Diego mi dibujo, retándolo a que enfrentara a Indy a unas misteriosas apariciones de gigantescos monstruos antediluvianos (que sí, que perfectamente podrían haber pasado por ZombiSaurios) en la Patagonia de 1940 (bueno, hubo un malentendido con la fecha, pero al final quedó fantástico).

Y así, la semana pasada, recibí directamente en casa mi recompensa, que desde ese momento ha pasado a engrosar mi colección de tesoros.


Aquí, el dibujo mejor escaneado, por el propio autor.


No, si al final, va a ser verdad que el que no se apaña y se financia por su cuenta, es porque no quiere. Y con iniciativas así, da gusto colaborar.

¡Muchas gracias, Diego! ¡Y que disfrutes con tu Fedora!

1 comentario:

Franchu Llopis Surrallés dijo...

Pues si que es un pequeño tesoro, si, muy chulo, y lo de enfrentar a Indy con Zambi-Saurios, me parece una idea mu friki... Por eso me gusta tanto! XD

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...