miércoles, agosto 17, 2016

Lógica sucesión

Primero llegaron los coches. Y aunque la historia no era muy allá (aunque la lectura gana con posteriores visionados), se forraron tanto a vender juguetitos que más tarde, acabaría llegando la secuela.

Y lo siguiente, lógicamente, fueron los aviones. Avioncitos aquí y allí, en un intento vil de repetir la fórmula, prácticamente paso por paso. Nadie piensa en los niños, salvo si es para venderles juguetes, cosa que hicieron. Con lo que irremediablemente llegaría la secuela. Otra vez aviones, y otra vez la misma historia, con básicamente el mismo esquema, con un descaro impresionante. Y, de nuevo, a lanzar más y más juguetes, que los padres, infelices ellos, les quitaban de las manos. Y a engordar la billetera.

Así que, de nuevo, se opta por continuar con la secuencia lógica. Coches, aviones... ¿qué toca ahora? ¿Barcos? A nadie le gustan los barcos. Y los juguetes sólo sirven para la piscina, en verano. Hay que pensar en otra cosa, entonces. ¿Qué tal si aprovechamos esa otra franquicia que compramos y le damos un enfoque distinto?

Y nuestros peores presagios se hicieron realidad.



Una nueva línea temporal para la saga galáctica más famosa de la historia. ¿Qué, cómo dices? ¿Rogue qué?

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...